Vivimos en un mundo bastante contradictorio. A pesar de que la gente cada día se preocupa más por consumir alimentos más sanos, las estadísticas no mienten y es muy posible que el gran consumo de comida chatarra y alimentos industriales acaben provocando una gran obesidad en un futuro no tan lejano. Sin embargo, hay quien no se rinde al promocionar la alimentación sana.

Vegetales orgánicos, mejores para llevar a cabo una buena alimentación

Poco a poco se van abriendo algunos centros especializados en la venta de alimentos ecológicos, no obstante, todavía están los productos que ofertan directamente sus cosechas, las cuáles han cultivado sin utilizar químicos, a un grupo de personas que optan por llevar a cabo una nutrición más saludable.

Isabel Tercero llega cada sábado al café Mará Mará para comprar una canasta de hortalizas orgánicas, llena de todo tipo de vegetales cultivados por un pequeño grupo de productores, en los que se lleva berenjenas, acelgas, rábanos, eneldos o pepinos. Lo hace directamente ella en el patio del café, además de elegir entre otros productos que comprará ese mismo día mientras interactúa con otros canasteros o con los mismos productores vegetales para poder intercambiar opiniones sobre hábitos saludables y como hacer llegar este tipo de alimentación a otras personas.

Es una de las 50 personas que ya están afiliadas a La Canasta Amarilla, una iniciativa que tiene como objetivo facilitar la compra de productos agroecológicos y orgánicos a través de un vínculo directo entre productores y consumidores. “Se asume que las personas que participan en esta iniciativa comparten la preocupación de contar con una dieta sana, y a la vez fomentar la producción agroecológica y orgánica, mediante la compra directa de productos a precios razonables”, comenta una de las socias de la iniciativa.

A pesar de que los productos ecológicos cada vez están más presentes en las tiendas, no son pocos los que siguen usando otros medios para recibir los nutrientes y vitaminas necesarias para su día a día, como beber un actimel para fortalecer las defensas o suplementos nutricionales. Sin embargo, desde esta iniciativa aseguran que es una propuesta muy sana y por la que hay que luchar para darla a conocer en todo el mundo.

Dejar respuesta