La economía española se va recuperando a paso lento, pero seguro. Cada año nacen nuevas empresas que buscan hacerse un hueco en el negocio, sin embargo, muchas acaban quedándose en el camino.

¿Qué hacen mal estas empresas?

Según los últimos estudios realizados, las Pymes con menos de 50 trabajadores han crecido desde el año 2010, representado ya casi el 98% del total de empresas que hay actualmente en España.

Sin embargo, otro estudio ha revelado que más de la mitad de las nuevas empresas que se abren cada año acaban cerrando a los seis meses, como mucho, al año de abrir. ¿Qué es lo que hacen estas empresas mal?

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan estas empresas es el de no contar con la cualificación suficiente para el sector en el que se trabaja, lo que conlleva a una mala dirección de la misma. En esta situación se encuentran alrededor del 35% de las empresas que han cerrado en lo que va de año. Su segundo gran problema es la gran competencia. Muchas nuevas empresas no saben cómo hacer frente a la competencia que hay en su sector, ni utilizar a su favor la publicidad y el marketing digital para promocionarse, lo que acaba llevándoles a la bancarrota.

Otras intentan seguir el modelo de negocio de sus competidores, pero sin tener mucho éxito en el proceso. Las que logran mantenerse deciden apostar por un software de gestión de empresas para su negocio, pero la mayoría acaban cayendo en el camino por prescindir de estos programas o por buscar otras alternativas que no siempre acaban obteniendo buenos resultados. Además, muchos reconocen que no saben bien cómo adaptarse a las tecnologías modernas para usarlas en sus empresas, una herramienta que actualmente utilizan más del 50% de las empresas Pymes y las grandes empresas para poder hacer crecer su negocio con un éxito del 87%.

Dejar respuesta