Las pestañas para muchas tienen una función decorativa o estética, pero lo cierto es que muy pocas mujeres realmente saben para que sirven y los grandes riesgos que estás pueden acarrear sino son cuidadas con extrema delicadeza.

Algo que te sorprenderá

Aparte de la función decorativa, el papel de las pestañas es la de proteger el ojo y evitar que entre cualquier cuerpo extraño que se encuentre en el ambiente, como el polvo o arena, además de proteger el ojo filtrando la luz solar, impidiendo así la irritación ocular”, comienza explicando  el doctor Ángel Romo, del departamento de Oculoplastía del Hospital Clínico San Carlos de Madrid a Infosalus.

Las pestañas se caen cada cinco o seis meses, porque se renuevan, y tardan alrededor de siete y ocho semanas en volver a crecer. En algunos casos, algunos pacientes han sufrido alteraciones de las pestañas, como la triquiasis, en el que las pestañas se curvan hacía dentro y lo roza, lo que produce irritabilidad. Al quitárselas, el paciente sufre molestia durante unas semanas.

Aunque al prepararlas para el proceso de maquillado muchas mujeres no saben que el parpado superior cuenta con 150 a 200 pestañas, mientras que el inferior tiene unas 80. Son muy finas, ya que no suelen medir más de 5 – 8 mm de largo y el grosor también es variable. No obstante, un mal cuidado de estas, sobre todo en el proceso de maquillaje, puede traer como consecuencia muchas enfermedades y problemas.

Por suerte, hoy en día existen muchos sistemas para combatir las enfermedades producidas por las pestañas, el tratamiento para la blefaritis, la congelación de las pestañas para evitar que vuelvan a crecer… No obstante, el especialista recuerda que el maquillaje las puede dañar severamente y producir algunos problemas en la zona de los ojos muy graves, por lo que ruega prudencia a todas las mujeres a la hora de preparar sus pestañas.

Dejar respuesta