Imagen cortesía de: s.weltsport.net

Mourinho ha recibido dos acusaciones recientemente, una a finales de octubre, otra a principios de noviembre y esta es la tercera, al final de la temporada. Es por ello que la Federación Inglesa abrió un expediente en contra del polémico entrenador del Manchester United.

Expulsado de la cancha

En el partido contra el West Ham, el entrenador fue expulsado de la cancha, por un gesto de enfado ante la decisión de uno de los árbitros.

Lo que sucedió fue que el centrocampista francés Paul Pogba recibió una amonestación por haber fingido una falta. Ante este hecho, Mourinho expresó su molestia dando una patada a una botella de agua, y finalmente resultó expulsado debido a este gesto por el árbitro Jonathan Moss.

Cuando era entrenador del Chelsea, Mourinho también fue expulsado de la cancha, en el año 2015 por conducta antideportiva por un fuerte altercado ocurrido en un partido del Moss ante el West Ham.

En esta temporada es la segunda vez que el entrenador es expulsado de la cancha; la primera vez fue en un partido contra el Burnley (0-0), en un hecho ocurrido durante el descanso, en el que la sanción fue de un partido.

Por otro lado, una multa que se le impuso fue en el mes de noviembre cuando soberbiamente puso en duda la capacidad de arbitraje de Anthony Taylor en una disputa llevada a cabo entre el Manchester y el Liverpool.

Debido a todos estos incidentes realizados por el entrenador, la Federación Inglesa decidió abrir un expediente  en su contra, puesto que ya han sido reiteradas las ocasiones en las que Mourinho actúa con una conducta antideportiva; con esto se espera que el entrenador mejore su conducta puesto que de lo contrario las medidas serán más severas.

Dejar respuesta