Playas, gastronomía, cultura… son muchas las cosas que tiene España que hace que la gente decida visitar la Península Ibérica para conocer las maravillas del país. Pero, sin lugar a dudas, uno de sus mayores atractivos son la gran cantidad de campos de golf que hay en el país.

Un gran atractivo turístico

Los turistas vienen con un equipamiento de golf completo con el fin de poder disfrutar de los mejores campos del país, puesto que es uno de los mejores alicientes para atraer al turismo. Un sector que es cierto que ha estado muy castigado por la crisis, pero que actualmente genera 775 millones de euros gracias al millón de turistas que juegan anualmente al golf.

Según Francisco Aymerich, consejero delegado de Golf Business Partners, “la industria del golf está en un momento muy bueno. Es verdad que el golf ha sufrido mucho durante la crisis porque estaba muy unido al inmobiliario y ha vivido unos años difíciles. Pero ahora ha emergido el golf de la mano del turismo, porque la parte turística va muy bien”.

Es cierto que la situación ha cambiado de sobremanera, pues antiguamente los propietarios de los campos de golf eran los socios, pero, ahora, los bancos son propietarios del 25% de los campos que hay en toda España. Un sector que, al igual que sucedió con el inmobiliario, se vio azotado por la crisis y los bancos acabaron sufriendo pérdidas.

No obstante, debido al creciente número de turistas que hay en España, en los dos últimos años el sector ha visto multiplicados por 10 sus beneficios. Una recuperación rápida que muy pocos creían que acabaría llegando tan pronto y que cada día está consiguiendo más adeptos, pues muchos turistas regresan a España con el único objetivo de jugar al golf y lograr su sueño de conseguir un hoyo en uno.

Dejar respuesta