Te apuntas al gimnasio, pero, ¿sabes realmente que es lo que tienes que llevarte? Muchos cometen un error al ir al Gym, y es que nunca están lo suficientemente preparados, lo que aumenta la factura del mes. Pero, si tomas nota de todo lo que puedas necesitar, no tendrás ningún problema.

Esto es todo lo que necesitas

Lo primero de todo es la ropa. Es invierno, a pesar de que vayas a sudar dentro del gimnasio, lo mejor es comprarte un chándal. Y no tienes porque ir al más caro de todo, ya que en el mercado hay muchos chandals baratos que puedes conseguir por un precio bastante económico. Si es verano, lo mejor es un pantalón corto, de licra, y una camiseta de tirantes, para que tu piel pueda transpirar bien cuando estés haciendo ejercicio.

En la bolsa que lleves al gimnasio tienes que meter una toalla pequeña, que puedas tener cerca de ti cuando hagas ejercicio en las máquinas, una grande para la ducha, el jabón, el champú y una muda de ropa. Es recomendable que también lleves un calzado de sustitución para la calle. Cuando hayas terminado de hacer ejercicio, tus zapatillas van a ser el último lugar dónde vas a querer meter los pies, así que mejor llévate unas suplentes. Sería recomendable también unas chanclas para la ducha, puesto que en las duchas de los gimnasios es donde más hongos y gérmenes se acaban pillando en los pies.

¿Sabes cuál es el mejor negocio de los gimnasios? Las bebidas isotónicas. Nadie dice que sea malo tomarlas de vez en cuando, pero su precio acabará pasándole factura a tu economía. Cuando vayas a entrenar, llévate tu propia bebida de casa, ya sea una botella de agua o cualquier otra bebida refrescante que te ayude a sobrellevar el ejercicio. Con todo esto, no te sentirás dolorido cada vez que saques cuentas de lo que te gastas en el gimnasio.

Dejar respuesta