Cuando se tiene que celebrar algo, que no necesariamente sea una fiesta como San Valentín o Navidad, ¿cuál es el mejor momento para celebrarle? ¿Por la mañana o por la noche? ¿Entresemana y salir en fin de semana?

Cada una tiene sus cosas buenas

Resulta bastante complicado escoger entre una opción u otra, ¿verdad? Y es que realmente lo es. Primero de todo, piensa en lo que sería salir por la mañana.

Si vas a comer para celebrar ese evento tan importante para ti, ¿qué ventajas tendrás y que limitaciones? La gran ventaja es que a la hora de comer los restaurantes suelen ofrecer menús con precios especiales mucho más interesantes que a la hora de cenar, lo que es todo un aliciente para decidir salir de celebración a esas horas si se quiere ahorrar bastante dinero. Lo malo, es que su limitación es que a esas horas no hay ningún pub o discoteca abiertos si se quiere ir a bailar, pero si que comienzan las primeras sesiones del cine, por lo que tras comer en un buen restaurante se puede ir uno a ver una buena película.

Celebrar en la comida o esperar a la cena, ¿qué es mejor?

En el caso de salir de celebración por la noche, ¿qué es lo que se va a encontrar? Si, es muy posible que los menús de los restaurantes no sean tan baratos como al comienzo de la tarde. No obstante, está a disposición de los amantes de la marcha y el ritmo una decena de locales fiesteros donde completar la noche con buena música y bastante compañía.

¿Escoger mañana o escoger noche? En realidad, la diferencia no solo radica en el gusto de cada uno, sino también en la edad, puesto que una persona de 30 años va a tener mucho más aguante que una de 40 años.  Pero siempre se puede apostar por un local que ofrezca ambas opciones.

Dejar respuesta